Google+ Followers

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

sábado, 11 de agosto de 2018

Curar Cáncer Natural


Resultado de imagen de soja


El miso es uno de los alimentos fermentados que se obtiene por medio de la fermentación de la soja con forma de pasta con fuerte aroma elaborado con las semillas de la soja, con cereales como el arroz o la cebada, o con ambos y también sal marina.
La fermentación que le da el hongo koji le da unas propiedades y beneficios altamente terapéuticos hasta el punto de que en los países orientales de Japón y China es considerado un alimento medicinal.
Si quieres conocer más sobre el miso, como los tipos de miso que hay, detalles sobre el por qué es bueno tomarlo o incluso cómo se puede hacer miso casero, estate atento porque esto te va a gustar.
propiedades del miso y forma de prepararlo en casa

Propiedades del miso para la salud

La palabra “miso” significa si lo traducimos del japonés “fuente de sabor” o al menos eso es lo que se dice pero no hemos podido hablar con ningún japonés que nos aclare esto al respecto.
De todos modos, esta duda no hará que podemos hablarte de lo beneficioso que resulta consumir este alimento fermentado, que se puede tomar a modo de té, de sopa o elaborando distintos preparados.
El miso adquiere un sabor más fuerte cuanto mayor sea su fermentación y en la comida macrobiótica es uno de los alimentos típicos ayudando a regenerar mucho la flora intestinal, con los enormes beneficios que eso conlleva incluso en el estado de ánimo.
Lo mejor es que veas todas las propiedades del miso y son las que ves a continuación:
  • Renueva la flora intestinal conteniendo bacterias digestivas lo cual repercute positivamente a nivel del sistema digestivo y también del estado anímico.
  • Es un alimento alcalino que contrarresta la acidez gracias a su contenido en minerales (calcio, magnesio, manganeso, selenio, fósforo, zinc, cobre y hierro).
  • Su contenido en ácido linoleico y lecitina le hace ser bueno para reducir el colesterol malo.
  • Sus isoflavonas hacen del miso un alimento ideal para corregir problemas hormonales en las mujeres (menopausia, síndrome premenstrual, reglas abundantes etc…).
  • Contiene muchos antioxidantes lo cual junto a la gran ventaja de ser alcalino, le hacen un alimento que ayuda a prevenir el cáncer.
  • Tomar miso ayuda a mejorar mucho la salud y el aspecto de la piel, el cabello y las uñas gracias
  • Tiene proteínas de alto valor biológico al venir derivadas de la soja con una amplia variedad de aminoácidos.
Lo más importante a tener en cuenta cuando pensamos en el miso, es que el hecho de que sea un alimento fermentado que contiene probióticos es que la regeneración de la flora intestinal tiene unos efectos clave en nuestra salud y estos efectos no solo son a nivel físico, sino también mental.
Hace poco veíamos la importancia y lo determinante que es cuidar la salud digestiva para el estado de ánimo y es que ha quedado más que demostrado que si tenemos mal nuestro sistema digestivo y una flora intestinal pobre, somos muchos más propensos a padecer bajos estados de ánimo e incluso depresión.
Esto hace que cuando tomamos miso no solo estemos cuidando nuestro cuerpo, sino que también beneficiará a nuestra mente.

Resultado de imagen de Miso

Tipos de miso

Ahora vamos a ver los distintos tipos de miso, que varían en las formad de su elaboración en cuanto a los distintos ingredientes que se usan y al tipo de fermentación.

Miso de soja (Hatcho miso)

Tiene un color marrón tono bastante oscuro y para su elaboración solamente se emplea la soja. Su sabor es salado e intenso y no hace falta usar mucho en los preparados dada su alta concentración.
Se usa para hacer sopas probióticas con un sabor fuerte y guisos con intensidad.

Miso blanco (Shiro miso)

De color amarillo clarito tirando a beige, el arroz es el alimento con el que se elabora. Tiene un sabor suave con toques dulces y salados y es suave en su consistencia cuando lo tomamos.
Sus usos son para preparar pescados, ensaladas, sopas suaves o tofu.

Miso de cebada (Mugi miso)

Este miso tiene un color rojo y el cereal que se usa para prepararlo es la cebada. El sabor varía en cuanto a intensidad y en este caso es dulce y el olor que desprende es el propio de la cebada.
Sobre todo se usa en distintos guisos, legumbres, para preparar paté o hacer sopas.

Miso rojo (aka miso)

Curiosamente no es rojo totalmente, sino que su tonalidad es marrón rojiza o en algunos casos tiene un color marrón oscuro.
Se utiliza el arroz blanco para su preparación y el sabor es intenso y más bien salado.
Este miso se usa para hacer guisos, preparar carne roja, con verduras, semillas de sésamo o con frutos secos.

Miso de arroz integral (Genmai miso)

Como su propio nombre indica se elabora con arroz integral y su color es marrón clásico.
El sabor es más bien salado, con toques de nuez y sobre todo se utiliza para preparar carne, platos con setas y para dar a los alimentos picantes un toque característico.


Resultado de imagen de Miso

Cómo hacer miso

Vamos a ver un método para elaborar miso de forma rápida aunque hay varias formas de prepararlo. Si quieres ver el método completo te sugiero que eches un vistazo a esta otra web.
Estos son los ingredientes que necesitamos para preparar miso:
  • 2 cucharadas y ½ de sal.
  • 1 taza de habas de soja o de garbanzos.
  • 3 tazas y ½ de fermento koji
  • 1 Taza de caldo de legumbre (el caldo donde hemos previamente cocido legumbres).
  • Un poco de alga kombu.
Este método de preparación es el siguiente:
  1. Ponemos a remojar la noche anterior las legumbres.
  2. Cocemos la legumbre en olla a presión, con agua y alga kombu pero sin sal.
  3. Las legumbres (habas de soja) estarán listas cuando se deshagan en las manos, más o menos llevará 1 hora y 40 minutos.
  4. Colamos las legumbres y guardamos el caldo.
  5. Aplastamos en un recipiente la soja hasta formar una pasta y añadimos una taza del caldo sobrante de la cocción.
  6. Se debe formar una pasta fina mezclando todo bien la cual llevaremos a un fuego lento.
  7. Es muy importante que el fuego esté suave para no matar los fermentos.
  8. Después de que no esté caliente lo mezclamos con el koji.
  9. Lo metemos en un bote de cristal que esté esterilizado.
  10. Nos ayudamos con palo de cuchara también previamente esterilizados.
  11. Cubrimos la mezcla con un poco de sal, tapamos con una gasa y colocamos algo encima para hacer peso, cualquier cosa que sea plana.
  12. El proceso de fermentación debe durar 1 mes más o menos y a partir de ahí, cuanto más tiempo esté fermentando más fuerte será su sabor.

Video sobre cómo hacer miso


Fuentes:

sábado, 14 de julio de 2018

Increíble: ¿Sabías que el cacahuate te aporta casi todos los nutrientes que tu cuerpo necesita al día?

Resultado de imagen de cacahuate
30g de cacahuates pueden ayudarte a alcanzar las recomendaciones diarias de este nutrimento.
Con sólo 25 gramos de cacahuates se suplen más de la mitad de las vitaminas y 35% de los minerales necesarios para un crecimiento sano.
Considerado usualmente como una botana, el cacahuate suele reducirse a un snack más o menos saludable. Pero la verdad es que su lugar cultural no le hace justicia cuando conocemos sus verdaderas propiedades. 
Resultado de imagen de cacahuate
Desde tiempos de los aztecas ya se conocían los integrales efectos del cacahuate, y por ello se traía desde sudamérica, en una especia de comercio transnacional que ya había iniciado esta civilización hace 500 años (de hecho su nombre proviene del náhuatl tlacacáhuatl, la lengua hablada por los aztecas, y esta palabra significa cacao de la tierra, pues crece subterráneo). 
El cacahuate, esta deliciosa semilla de la familia de las leguminosas, es sorprendente porque contiene reunidas casi todas las propiedades que tu organismo necesita (y que generalmente se encuentran solo en un cúmulo variado de alimentos): encontrarás en esta semilla, también conocida como maní, vitaminas, minerales, proteínas, antioxidantes, fibra, calcio y ácidos grasos benéficos.
Por su contenido inigualable de nutrientes benéficos, todo lo siguiente hará por ti:
 Resultado de imagen de cacahuate
Es muy buen anticancerígeno, sobre todo contra el de mama:
Comer 30 g de cacahuate natural al menos una vez a la semana reduce 3 veces el riesgo de padecer cáncer de mama por sus antioxidantes y ácidos grasos beéficos. En general, el beta-sitosterol del cacahuate ayuda a disminuir el crecimiento de las células cancerosas.
 Resultado de imagen de cacahuate
Reduce altamente las enfermedades cardiacas:
El consumo de cacahuate puede reducir 19% la mortalidad relacionada a enfermedades cardíacas, según un estudio de Harvard. 

Es un antioxidante incluso más poderoso que las uvas:
El cacahuate contiene casi 30 veces más resveratrol que las uvas; un compuesto antioxidante aliado en la lucha contra el colesterol.
 Resultado de imagen de cacahuate
Reduce el Colesterol: 
Tiene ácidos grasos monoinsaturados que ayudan a reducir el colesterol malo y mantienen las concentraciones del colesterol bueno.

Fortalece tu sistema inmunológico 
Tiene un alto contenido de arginina, un aminoácido al que se le confieren propiedades curativas para heridad, fortalece el sistema de inmunológicos

Fortalece tu mente
Por su vitaminas del comblejo B, el cacahuate mantiene sano tu sistema nervioso central y periférico, lo que evita la pérdida de memoria, tics nerviosos y movimientos incontrolados. 
 Resultado de imagen de cacahuate
Fortalece tus huesos
Tiene minerales como el fósforo y calcio que ayudan a formar huesos fuertes y sanos, también magnesio, esencial en la formación de huesos
 Resultado de imagen de cacahuate
Belleza
Su vitamina E actúa como antioxidante que protege las células de la piel de la luz ultravioleta, la contaminación y otros elementos que producen los temibles radicales libres

Fuente

jueves, 12 de julio de 2018

Beneficios de las lentejas y cómo convertirlas en un superalimento

Beneficios de las lentejas y cómo convertirlas en un superalimento


Nuestra experta en nutrición nos habla de los beneficios de esta popular legumbre
Nos enseña a combinarlas con los ingredientes adecuados para convertirlas en superalimento



Gracias a su contenido en fibra, ayudan ante enfermedades cardiacas disminuyendo los niveles de colesterol y grasas, facilitan la digestión ayudando al correcto funcionamiento intestinal y ayudan a los diabéticos manteniendo sus niveles de azúcar más estables.
Gracias a las vitaminas del grupo B y minerales como el zinc o el selenio le aportan un efecto antioxidante.
Al ser una buena fuente de hierro es bueno consumirlas para prevenir la anemia. Incluso ayudará como preventivo en las infecciones vaginales, ya que se ha comprobado que las mujeres con bajos niveles de hierro son más propensas a sufrirlas.
Son ideales en la alimentación de los niños y en personas que realizan deporte para que puedan tener energía suficiente; además de en personas mayores por su fácil masticación.
Son aconsejables para los vegetarianos, al ser buena fuente de proteínas.

Contraindicaciones

Las lentejas deben ser comidas con prudencia en casos de artritis, artrosis, arterioesclerosis y gota debido a la cantidad de ácido úrico y purinas presentes en su composición.

¿CÓMO LAS CONVERTIMOS EN SUPEALIMENTO?

Añadiendo laurel, hinojo o comino a la hora de cocer las lentejas, mejoramos el momento de la digestión; ayudándonos a eliminar los gases y favoreciendo la función del hígado.
También cocinarlas con verduras como zanahoria y cebolla. Las lentejas necesitan de un aporte de vitamina C para que nuestro cuerpo pueda absorber el hierro “no hemo” que nos aporta; y esto es debido a que el hierro de los vegetales es diferente al hierro animal “hemo”, el cual es absorbido por nuestro cuerpo sin ninguna ayuda extra.
Así que lo mejor en estos casos es añadir limón o vinagre a las lentejas (sería preferible un churrito de limón, pero por el sabor que aporta es más usual añadirle el vinagre). Si no, otra manera sería consumiendo de postre un cítrico como una naranja, por ejemplo.
También deberemos evitar junto con las lentejas, los fostatos (lácteos, soja, etc), los oxalatos (espinaca, remolacha, acelga, etc) y los taninos, ya que son sustancias que dificultan la asimilación del hierro.

Las lentejas y el arroz son de las legumbres más consumidas en los hogares españoles. Existen diversos tipos tanto de lentejas como de arroces, pero en lo que se refiere a su composición, tienen unas características comunes.
Por ejemplo, 100 gramos de lentejas cocidas nos aportan 116 Kilocalorías y 50 gramos de arroz 65Kcal/100g; con lo que constituye un plato con un aporte calórico importante, pero apenas tienen grasa.
Sólo las lentejas ya nos están aportando el 12% de la fibra necesaria al día; si a esto le añadimos un arroz integral la cantidad de fibra sería aún mayor, dependiendo de su grado de refinamiento.
Obtenemos de este plato gran cantidad de hidratos de carbono, y gracias sobre todo a las lentejas también obtenemos gran cantidad de proteína vegetal de buena calidad.
Se trata de un plato muy pobre en lípidos o grasas y rico en zinc, selenio, fósforo, potasio, hierro, vitaminas del grupo B y ácido fólico.

LENTEJAS CON ARROZ: LA COMBINACIÓN PERFECTA

Las lentejas con arroz es uno de los alimentos más completos y sanos que existen; y suponen una gran fuente de energía debido a los hidratos de carbono y la proteína de calidad que nos aportan.
La carne, el pescado, los huevos o los lácteos, aportan proteínas que contienen los nueve aminoácidos esenciales en cantidades suficientes; sin embargo las legumbres o el arroz por separado aunque nos aportan los mismos aminoácidos esenciales, no nos aportan la misma cantidad.
Así pues, al juntar dichos alimentos en un mismo plato, vemos por ejemplo como la baja cantidad de metionina y cisteína presente en las lentejas las compensa el arroz, y la poca cantidad de lisina e isoleucina del arroz la complementan las lentejas; haciendo que entre ambos sumen sus cantidades de aminoácidos y proporcionando así una fuente de proteínas más completa y similar a la de la proteína animal.
Esta combinación confiere al organismo energía duradera, equilibrio físico, mental y emocional. Si además le añadimos verduras, enriqueceremos el plato en vitaminas y minerales.
De hecho, se le conoce como el plato básico de practicantes de meditación y yoga en India.
Fuente

jueves, 5 de julio de 2018

Litio



Resultado de imagen de Litio








¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El litio se utiliza para tratar y prevenir los episodios de manía (ánimo frenético, anormalmente emocionado) en las personas con trastorno bipolar (trastorno maníaco-depresivo; una enfermedad que provoca episodios de depresión, episodios de manía y otros estados de ánimo anormales). El litio se encuentra en una clase de medicamentos llamados agentes antimaníacos. Funciona al reducir la actividad anormal en el cerebro.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

El litio viene como tableta, cápsulas, tabletas de liberación prolongada (acción prolongada) y solución (líquido) para tomar por vía oral. Las tabletas, cápsulas y solución usualmente se toman de tres a cuatro veces al día. Las tabletas de liberación prolongada usualmente se toman de dos a tres veces al día. Tome litio aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico u otro proveedor de atención médica que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome el litio exactamente como se indica. No tome más ni menos cantidad del medicamento ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.
Trague enteras las tabletas de liberación prolongada; no las parta, mastique ni triture.
El médico puede aumentar o disminuir la dosis de su medicamento durante el tratamiento. Siga estas instrucciones atentamente.
El litio puede ayudarle a controlar su condición, pero no la curará. Puede tomar de 1 a 3 semanas o más antes de que sienta el beneficio completo del litio. Continúe tomando litio aunque se sienta bien. No deje de tomar el litio sin hablar con su médico.


Resultado de imagen de Litio

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

El litio algunas veces también se usa para tratar la depresión, esquizofrenia (una enfermedad mental que ocasiona pensamiento alterado o pensamiento inusual, pérdida de interés en la vida y emociones fuertes o inapropiadas), trastornos de control de impulsos (incapacidad para resistir el deseo de realizar una acción peligrosa) y ciertas enfermedades mentales en los niños. Pregunte a su médico acerca de los riesgos de usar este medicamento para tratar su condición.
Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar litio,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al litio o a cualquier otro medicamento.
  • Informe a su médico si está tomando diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'). Su médico podría decirle que no tome litio si está tomando este medicamento o supervisará atentamente sus efectos secundarios.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: acetazolamida (Diamox); aminofilina; inhibidores de la encima convertidora de angiotensina (ACE) como benazepril (Lotensin), captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), fosinopril, lisinopril (Prinivil, Zestril), moexipril (Univasc), perindopril (Aceon), quinapril (Accupril), ramipril (Altace) y trandolapril (Mavik); antagonistas del receptor de angiotensina II como candesartan (Atacand), eprosartan (Teveten), irbesartan (Avapro), losartan (Cozaar), olmesartan (Benicar), telmisartan (Micardis) y valsartan (Diovan); antiácidos como bicarbonato de sodio; cafeína (que se encuentra en algunos medicamentos para tratar los mareos y dolores de cabeza); bloqueadores del canal de calcio como amlodipina (Norvasc), diltiazem (Cardizem, Dilacor, Tiazac, otros), felodipina (Plendil), isradipina (DynaCirc), nicardipina (Cardene), nifedipina (Adalat, Procardia), nimodipina (Nymalize), nisoldipina (Sular) y verapamilo (Calan, Covera, Verelan); carbamazepina (Tegretol); medicamentos para enfermedades mentales como haloperidol (Haldol); metildopa (Aldomet); metronidazol (Flagyl); medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como celecoxib (Selebrex), indometacina (Indocin) y piroxicam (Feldene); yoduro de potasio; inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) tales como citalopram (Celexa), duloxetina (Cymbalta), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft); y teofilina (Theolair, Theochron). Es posible que su médico tenga que cambiar las dosis de su medicamento o supervisarle atentamente para ver si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido insuficiencia cardiaca o insuficiencia renal. También informe a su médico si tiene o ha tenido diarrea intensa, sudoración excesiva o fiebre durante su tratamiento. Su médico podría decirle que no tome litio o podría supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido alguna vez síndrome cerebral orgánico (cualquier condición física que afecta la manera en que funciona su cerebro) o enfermedad de la tiroides o si alguna vez se ha desmayado sin explicación. Además, informe a su médico si usted o cualquier persona de su familia tiene o ha tenido síndrome de Brugada (un trastorno que puede causar ritmo cardíaco irregular potencialmente fatal) o si alguien de su familia ha muerto repentinamente sin explicación antes de los 45 años de edad.
  • Informe a su médico si está embarazada, tiene planificado embarazarse o está amamantando. Si queda embarazada mientras toma litio, llame a su médico. El litio puede dañar al feto.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando litio.
  • Debe saber que este medicamento le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Es importante llevar una dieta adecuada, incluyendo las cantidades adecuadas de líquidos y sal durante su tratamiento. Su médico le dará instrucciones específicas acerca de la dieta que es adecuada para usted. Siga estas instrucciones atentamente.
Hable con su médico sobre tomar bebidas que contienen cafeína, como té, café, cola o leche con chocolate.


Resultado de imagen de Litio

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

El litio puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • agitación
  • movimientos finos con la mano que son difíciles de controlar
  • sed leve
  • pérdida de apetito
  • dolor de estómago
  • flatulencia
  • indigestión
  • aumento o pérdida de peso
  • boca seca
  • saliva excesiva en la boca
  • cambio en la capacidad para saborear los alimentos
  • labios inflamados
  • acné
  • pérdida del cabello
  • molestia inusual en las temperaturas frías
  • estreñimiento
  • depresión
  • dolor de articulaciones o músculos
  • palidez
  • uñas o cabello delgados o frágiles
  • picazón
  • sarpullido

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta cualquiera de los síntomas siguientes, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • cansancio o debilidad inusuales
  • sed excesiva
  • micción frecuente
  • movimientos lentos y espasmódicos
  • movimientos que son inusuales o difíciles de controlar
  • desvanecimientos
  • convulsiones
  • desmayos
  • mareos o aturdimiento
  • ritmo cardíaco rápido, lento, irregular o fuerte
  • dificultad para respirar
  • opresión en el pecho
  • confusión
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • estrabismo
  • dedos de las manos y pies adoloridos, fríos o pálidos
  • dolor de cabeza
  • ruidos de golpe dentro de la cabeza
  • inflamación de los pies, tobillos o parte inferior de las piernas

Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, deje de tomar el litio y llame a su médico de inmediato:

  • somnolencia
  • temblor de una parte del cuerpo que no puede controlar
  • debilidad, rigidez, espasmo o tensión muscular
  • pérdida de coordinación
  • diarrea
  • vómitos
  • dificultad para hablar
  • vértigo
  • zumbido en los oídos
  • visión borrosa
El litio puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si experimenta cualquier síntoma inusual mientras toma este medicamento.
Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño).
Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/



Resultado de imagen de Litio

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • diarrea
  • vómitos
  • somnolencia
  • debilidad muscular
  • pérdida de coordinación
  • vértigo
  • visión borrosa
  • zumbido en los oídos
  • micción frecuente

¿Qué otra información de importancia debería saber?

No deje que nadie más tome su medicamento. Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.
Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.
Fuente

music

ENGAGEYA