Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

domingo, 6 de abril de 2014

La corteza de la sandía, fuente de citrulina


                                       La corteza de la sandía, fuente de citrulina


                                                        

Una tesis doctoral de la UPCT ha dado lugar a un zumo enriquecido en citrulina, procedente de la corteza de la sandia, con propiedades beneficiosas para los deportistas y los enfermos cardiovasculares, entre otros.
Una tesis doctoral, llevada a cabo por Martha Patricia Tarazona, ha determinado que el zumo de sandía enriquecido con citrulina, un aminoácido muy abundante en la corteza de la sandía, posee numerosas funciones terapéuticas entre las que se encuentra la de relajante muscular.

Según explica esta investigadora, "consumido una hora antes de realizar una actividad física intensa reduce significativamente el dolor muscular percibido al día siguiente". Este aminoácido está implicado en la producción de óxido nítrico en el organismo, permitiendo un aumento del flujo sanguíneo a las zonas musculares involucradas en el entrenamiento deportivo y proporcionando más oxígeno a los músculos.

"La citrulina también acelera rápidamente la eliminación del ácido láctico, lo que permite un mejor rendimiento físico a partir del tejido muscular de trabajo; es decir, permite entrenar más duro y conseguir una recuperación más rápida en cada entrenamiento", según Encarna Aguayo, profesora titular de Tecnología de Alimentos en la UPCT y directora de la tesis doctoral.

Además de los beneficios en el campo del deporte, «el zumo de sandía enriquecido es muy adecuado para el tratamiento de la astenia o cansancio funcional, también contra la diabetes y las enfermedades cardiovasculares ya que es un potente vasodilatador», detalla Tarazona.

La principal novedad del estudio llevado a cabo en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la UPCT es que la citrulina necesaria para enriquecer el zumo de sandía procede, precisamente, de la corteza de esta fruta, por lo que se puede aprovechar un subproducto que hasta ahora se desechaba.

Tal y como resuelve la investigación de la UPCT, «para que los efectos del zumo de sandía enriquecido sean notorios, el preparado debe contener una determinada concentración de citrulina» y, como sucede con otros productos enriquecidos, abusar de ellos puede acarrear efectos secundarios: «un consumo excesivo de este preparado puede producir dolores de cabeza», aclara Martha Patricia Tarazona.

El grupo de Postrecolección y Refrigeración de la UPCT trabajaba desde hace tiempo en los productos procesados en fresco, productos listos para consumir. Fue así como detectaron que se genera una gran cantidad de residuos y se planteó la posibilidad de su reutilización extrayendo compuestos bioactivos para la industria farmacéutica y para la industria alimentaria, entre otros.
Aunque habían trabajado con otros subproductos procedentes de patata, pepino, melón y manzana, en el caso de la sandía, relata Martha Tarazona, «se encontró que la corteza contiene importantes cantidades de este aminoácido, el cual también está presente en la pulpa aunque en menor concentración. Además, la pulpa de sandía es rica en licopeno muy importante en la lucha contra el envejecimiento celular.
Teniendo en cuenta que la pulpa de la sandía también contiene citrulina, cualquiera podría pensar que el consumo de la fruta de forma natural (sin enriquecer) podría actuar contra la reducción del dolor muscular. Y así es, pero, como señala Tarazona, "para que eso sucediese deberían tomarse varios kilos de sandía".


El producto todavía no se encuentra en el mercado pero existe la intención de comercializarlo en un corto periodo de tiempo.


Fuente: http://ababol.laverdad.es/



music