Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

sábado, 4 de abril de 2015

Cielo de abril descubre la luna roja en eclipse, lluvia de meteoritos y alineaciones

 Lluvia de meteoritos Líridas. (Jimmy Westlake a través de NASA)
Lluvia de meteoritos Líridas. (Jimmy Westlake a través de NASA)


Sol visto desde el observatorio Solar SDO el 1 de abril ( SDO-NASA)


Surgirán las estrellas fugaces Líridas y Pi Púpidas y el anochecer será gobernado por Marte, Mercurio y Venus


Un eclipse lunar total, varias conjunciones de planetas y la lluvia de meteoritos Líridas y Pi Púpidas serán los protagonistas del cielo de abril de 2015.
En el anochecer de los primeros días de abril, mirando hacia el noroeste, se observa a Venus iluminando entre las estrellas de la constelación de Aries y Tauro. Más abajo, a ras del horizonte, por su cercanía al Sol. es apenas visible el planeta Marte, en la constelación de Aries.
En el hemisferio norte la Osa mayor se alza en las primeras horas de la noche, con sus estrellas Megrez, Alioth, Mizar y Alkaid. Les sigue la gran estrella Arcturus, y luego la hermosa Spica, de la constelación de Virgo.
En el hemisferio Sur, Spica, Arcturus y la estrella Regulus de Leo, forman entre sí un triángulo en el norte.
El 1 de abril la Luna se encontrará en la posición más lejana de la Tierra, a unos 402 mil kilómetros de distancia, lo que le dará una apariencia más pequeña.
Sin duda lo más esperado llega el día 4, en que surgirá laLuna Llena y el eclipse lunar total, antes del amanecer en América y al anochecer de Asia (No visible a mitad de la mañana de Europa y África). (¿Donde verlo?)
A diferencia del eclipse solar total del mes pasado, cuando la Luna bloqueó los rayos de nuestra estrella ensombreciendo la Tierra, esta vez es nuestro satélite el que primero se oscurece, quedando de un característico color rojo, que algunos llaman la “Luna de sangre”.
La Tierra se interpondrá en medio de los dos astros sin dejar reflejar los rayos del Sol en la Luna. Por consiguiente también la Tierra se verá afectada, al perder la luz de la Luna.
En esos momentos el Sol estará en Piscis y la Luna en el lado opuesto, cerca de la estrella Spica de Virgo.
A esta alineación Luna Tierra Sol, le seguirá de inmediato la alineación Tierra Sol con el lejano planeta Urano, cuyo punto máximo será el 6 de abril. Algo no visible a simple vista.
Mercurio, el primer planeta del Sistema Solar, tendrá también su conjunción con Urano, pero será el 8 de abril. Ese mismo día, la Luna es visible junto a Saturno en la constelación de Escorpión.
El 10 de abril, Mercurio estará alineado al Sol y la Tierra, y el 11 de abril, la Luna estará a la par de Plutón, invisible a simple vista.
La Luna en cuarto menguante tocará a Capricornio el día 13, para luego alinearse con Neptuno en Acuario, el día 15, fecha en que se inicia la lluvia de meteoritos Pi Púpidas.
El 16 de abril se dará inicio a las estrellas fugaces Líridas,con ilustres bólidos como fuegos artificiales.
El 17 de abril, en cambio, la Luna estará en su perigéo, es decir más cerca de su órbita, a solo unos 361 mil kilómetros de la Tierra, por lo que el menguante restante se verá más grande.
El 18 de abril, la Luna Nueva ocultará a Urano que sigue en Piscis. Al día siguiente en esta rueda del cosmos, la Luna pasará cerca de Mercurio.
Un acercamiento de solo 3 grados de distancia entre Marte y la Luna (saliendo de Luna Nueva), se producirá el 19 de abril en la constelación de Aries, inmediatamente luego de la puesta del Sol. Marte estará visible a ras del horizonte y Venus un poco más alto.
Dos días después, cuando la Luna esté junto a Venus, será Mercurio quien se asome al lado de Marte, también en el horizonte. Mercurio tendrá su máximo brillo el 22 de abril y estará a solo 1 grado de diferencia de Marte el día 23. Sobre ambos planetas, se alzará siempre Venus al anochecer.
El 22 es también la fecha en que la Lluvia de meteoritos Líridas llega a su máximo. Este fenómeno corresponde a los restos del cometa Thatcher. En tanto las Pi Púpidas harán su pico el día 24. Estos meteoritos corresponden a su vez a los restos del cometa 26P/Grigg-Skjellerup
El cuarto creciente de la Luna tocará en la constelación de Géminis. Al día siguiente nuestro satélite tendrá una conjunción con Júpiter en la constelación de Cáncer.
El cosmos está en constante movimiento y los planetas se entrecruzan entre sí como saludándose unos a otros en tanto ejercen de alguna manera su influencia sobre la Tierra.
Por ejemplo, cuando ocurrió el eclipse solar total de marzo, las partículas de plasma que vienen a toda velocidad del Sol fueron bloqueadas por la Luna. Simultaneamente se registró en esa zona ensombrecida un disturbio importante a nivel de la ionosfera, la capa más externa de nuestra atmósfera, por donde pasan las ondas de radio.


La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en FacebookTwitter o Google +




music