Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

domingo, 31 de mayo de 2015

Inmunoterapia: nueva arma en el tratamiento contra el cáncer





Los oncólogos ya hablan de la posibilidad de sustituir la quimio con fármacos que fomentan las defensas del cuerpo para combatir tumores.

Los oncólogos ya hablan de la posibilidad de sustituir la quimio con fármacos que fomentan las defensas del cuerpo para combatir tumores.

Desde Chicago
La quimioterapia podría dejar de ser la principal estrategia en la lucha contra el cáncer. Aunque este tratamiento sigue siendo el punto de referencia para el abordaje de la enfermedad, van ganando terreno otros enfoques, como la inmunoterapia y la medicina personalizada. La gran promesa es una nueva generación de fármacos que fomentan las defensas del organismo para combatir las células cancerosas, como demuestran los últimos estudios presentados en el Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés), la cita mundial clave contra el cáncer que reúne hasta el martes en Chicago a más de 35 mil médicos e investigadores.
Hasta ahora, la inmunoterapia había demostrado ser efectiva para tratar el melanoma metastásico y algunos tipos de cáncer de pulmón y riñón. Pero la gran novedad ahora es la utilización de estas drogas cada vez en más tumores y en estadios más tempranos. “El campo de la inmunoterapia se vuelve más excitante cada año”, señaló Lynn Schuchter, experta de ASCO, en la conferencia inaugural del Congreso. “Rápidamente dejamos atrás la era en la que la inmunoterapia era sólo un avance contra el melanoma. Las nuevas drogas están demostrando ser efectivas en otros tipos de cánceres donde no funciona otro tratamiento. Y lo que es más importante, identificando marcadores genéticos, en un futuro vamos a poder predecir qué pacientes son los mejores candidatos para beneficiarse de estas terapias”, sostuvo.
Uno de los trabajos destacados por los organizadores de ASCO –congreso al que PERFIL viajó invitado por Merck Serono– muestra el potencial de la inmunoterapia para superar a la tradicional quimio, por lo menos en el tratamiento de un tipo de tumor muy agresivo y común: el cáncer de pulmón de células no pequeñas no escamoso. El estudio realizado por el Hospital Universitario 12 de Octubre de España y publicado en el Journal England of Medicine demostró que nivolumab de BMS –una de las tres inmunoterapias aprobadas en los EE.UU.– mejoraba la supervivencia de los pacientes en comparación con la quimioterapia docetaxel, y con menos efectos adversos.
Mecanismo. La inmunoterapia para combatir el cáncer puede seguir dos vías: potenciar el sistema inmunitario para que combata las células cancerosas o tratar de neutralizar a la célula tumoral para que ésta no pueda “disfrazarse” y repeler el ataque de los linfocitos. La clave está en el juego de dos proteínas: PD-1 y PDL-1, la primera en los linfocitos del sistema inmunitario y la segunda en las células tumorales. Los nuevos fármacos buscan lograr que la PDL-1 no oculte el cáncer a las defensas del paciente.
Este último mecanismo realiza el anticuerpo monoclonal anti PDL-1, avelumab, que desarrolla Merck en alianza con Pfizer. Las compañías presentarán mañana en ASCO los avances más recientes de esta droga –aún en fase experimental de investigación– para tratar distintos tipos de tumores sólidos, fundamentalmente cáncer de ovario, de pulmón y tumores gastrointestinales.
Atacar las células cancerosas a través del sistema inmunitario no es una idea nueva, sino una estrategia que lleva desarrollándose tres décadas con opciones como tratamientos inmunomoduladores o vacunas, aunque con escasos beneficios. “La inmunoterapia ha tenido un resurgimiento muy favorable a partir de la modulación de los check-points, especialmente Anti PD-1 y Anti PDL-1, ya que tienen varios elementos que las diferencian de los primeros tratamientos. Primero, tasas de respuestas más elevadas y más duraderas, segundo: son muy bien tolerados y, por último, antes eran muy pocos los tumores que se beneficiaban y hoy los nuevos fármacos muestran beneficio en pulmón, mama, colon y linfomas”, explicó el argentino Ernesto Gil Deza, director médico del Instituto Oncológico Henry Moore.
“Estos elementos hacen que los médicos tengamos mucha esperanza en que como tratamiento único o sumado a la quimio, la inmunoterapia encuentre un lugar en el armamento terapéutico oncológico”, concluyó.
Fuente
http://www.perfil.com



music