Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

La bóveda del fin del mundo



La guerra de Siria ha obligado a solicitar el primer retiro de semillas de la bóveda construída en el Ártico para proteger los suministros de alimentos del mundo




Abren por primera vez la «bóveda del fin del mundo» en la isla de Svalbard












La guerra de Siria ha obligado a solicitar la primera retirada de semillas de la bóveda Doomsdat, construída en el archipiélago noruego de Svalbard, en el Ártico. Esta «bóveda del fin del mundo»fue construída para proteger los suministros de alimentos en todo el mundo y alberga un total de 116.484 variedades de semillas.
La Bóveda Global de Semillas de Svalbard fue creada en el año 2008 por Noruega a 1.300 kilómetros del Círculo Polar Ártico para proteger cultivos vitales para la humanidad, como el trigo o la cebada, contra posibles e hipotéticos desastres mundiales, como una guerra o una pandemia. Desde todos los lugares del mundo, cajas con semillas son enviadas allí para un almacenamiento seguro a largo plazo en las bóvedas permafrost y de roca, frías y secas, que asegura que las muestras de semillas permanecerán congeladas.

En Alepo, Siria, el  Centro Internacional de Investigaciones Agrícolas en Zonas Áridas tenía un valioso banco se semillas con más de 135.000 variedades de trigo, cebada, haba, lentejas y garbanzo. El personal tuvo que salir de Siria por la situación cada vez más complicada en Alepo dejando atrás el centro y su inventario de fundamental importancia, según informa la CNN.

Tres años después de salir de Siria, como la situación del país sigue siendo complemente inestable por la guerra civil, los científicos necesitan las semillas de Noruega para poder plantarlas y regenerarlas en otros centros de Líbano y Marruecos. 
De forma que el Centro Internacional de Investigaciones Agrícolas en Zonas Áridas ha pedido que le sean devueltas algunas muestras de semillas, que serán las primeras que sean retiradas de la instalación de Svalbard desde su creación. No ha sido confirmado qué cantidad de semillas va a ser retirada. 

La bóveda de Svalbard solo puede ser abierta en caso de un acontecimiento catastrófico, como inundación o sequía, que amenace a un cultivo con la extinción. «Teníamos la esperanza de que nunca se íbamos a tener una solicitud de este tipo», declara a laNBC Asmund Asdal, que dirige la bóveda en nombre del Nordic Genetic Resources Center. «Lo ideal sería que todos los bancos de semillas funcionasen con normalidad, pero estamos preparados para ello», dice. 



music