Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

sábado, 26 de septiembre de 2015

La inversión en Sanidad repercute en la supervivencia del cáncer



Viena acoge desde este fin de semana el Congreso Europeo de Cáncer (ECCO). 


El PIB repercute en la supervivencia de los diferentes tipos de enfermedades oncológicas
El cáncer de pulmón es el que peores cifras de supervivencia a los cinco años tiene, un 13%
La mortalidad por cáncer no ha dejado de descender en Europa en los últimos años, lo que ha permitido alcanzar cifras de supervivencia cercanas al 80% en algunos tumores. Sin embargo, siguen persistiendo preocupantes diferencias geográficas, como ha puesto de manifiesto un amplio estudio presentado en el Congreso Europeo de Cáncer (ECCO) que estos días se celebra en Viena (Austria).
El estudio EUROCARE, coordinado por el Instituto Nacional del Cáncer de Milán (Italia), es una de las fotografías más completas de la enfermedad en Europa y publica ya su quinta edición. Además de dar a conocer sus resultados en Viena, los autores (dirigidos por Milena Sant) han publicado sus conclusiones en 15 estudios conjuntos en la revista European Journal of Cancer.
EUROCARE incluye información sobre 22 millones de pacientes diagnosticados entre 1978 y 2007 en 30 países europeos (entre ellos España). Un registro oncológico de esta magnitud ha permitido subrayar de nuevo las diferencias geográficas entre unas regiones y otras. En algunos casos, como explica la doctora Sant, estas diferencias tienen mucho que ver con el Producto Interior Bruto (PIB) del país y el gasto que cada uno de ellos invierte en salud. Una relación que ya puso de manifiesto en otro congreso el Instituto Jules Bordet de Bruselas (Bélgica).
Si en aquella ocasión las conclusiones del doctor Felipe Ades mostraban una relación inversa entre la inversión en Sanidad y la mortalidad por cáncer; en esta ocasión, Sant señala un vínculo entre la inversión de un país y las cifras de supervivencia de sus pacientes oncológicos.
"La supervivencia [de los pacientes con cáncer] se ve influida por determinantes macroeconómicos, en particular la inversión en salud", destacan los autores en sus conclusiones. "Cuando mejoramos el diagnóstico y tratamiento no se tarda mucho tiempo en apreciar los beneficios para los pacientes", ha señalado por su parte Peter Naredi, director científico del congreso (ECCO).
Ese peso de la economía tiene que ver, por ejemplo, en las grandes diferencias que aún persisten a lo ancho del continente. Por ejemplo, apuntan los autores, a los cinco años de ser diagnosticados, un paciente del norte o centro de Europa tiene hasta un 20% más de posbilidades de seguir con vida que un búlgaro o un letonio.
En esta fotografía global, los países del Sur de Europa ocupan una posición intermedia, entre los países del norte y los del Este. Aunque clínicamente los especialistas admiten que no tiene sentido sumar las cifras de supervivencia de todos los tipos de cáncer conjuntamente (al tratarse de enfermedades muy dispares entre sí), los autores asumen que sí es una medida a tener en cuenta desde el punto de vista político y de planificación de los recursos sanitarios. En España, la media de supervivencia en cinco años (sumando todos los tipos de cáncer) es del 52,9%, en el nivel de la media europea (52,5%).
En toda esta fotografía, las enfermedades hematológicas (como linfomas y leucemias) son las que han experimentado una mejora en la supervivencia más destacable en los últimos años.
Los nuevos tratamientos hematológicos desarrollados en los últimos años han permitido que la supervivencia a los cinco años del diagnóstico de un linfoma de Hodgkin hayan alcanzado cifras por encima del 80%, muy similares a las que ya disfrutan -por ejemplo- las mujeres con cáncer de mama (con una supervivencia media del 82% en los países europeos).
En cambio, en otros tipos de cáncer que afectan a las células de la sangre (como la leucemia mieloide crónica), aunque la mejora también ha sido considerable, la supervivencia a cinco años se sitúa en el continente en torno al 54%.
En el otro extremo de la balanza persiste el cáncer de pulmón, cuyos niveles de supervivencia siguen bajos en toda Europa (con supervivencias a los cinco años que no superan, en el mejor de los casos el 39%). En este sentido, los especialistas siguen insistiendo en la lucha contra el tabaco como el mejor camino para prevenir uno de los tumores aún más mortíferos.
Fuente
http://www.elmundo.es


music