Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

domingo, 7 de febrero de 2016

Robots, juguetes y gafas para gozar a solas



Triple X y nuevas tecnologías.
La industria de contenidos para adultos lidera la adopción de nuevos formatos, como los dispositivos de realidad virtual, para generar experiencias que simulen intercambio sexual.


Las nuevas tecnologías y el entretenimiento para adultos han ido siempre de la mano. Cuando la industria del porno se ha visto presionada a la innovación, ha ido dos pasos por delante de otras industrias en el uso y la adopción de las nuevas tecnologías. Hoy en día, conocer hacia dónde se orienta el futuro del porno ayuda a vislumbrar por donde irán otros sectores.
“La convulsión sufrida en los negocios de los medios de comunicación en los últimos años se había experimentado rápidamente antes en la industria del porno”, apunta The Economist en un artículo que repasa el negocio de la triple ‘X’ desde los primeros días de Internet con los servicios de suscripción de pago hasta el boom de los llamados ‘tubes’, agregadores de videos como YouTube que contienen miles de contenidos gratis. Ahora el porno, está tomando las riendas de la innovación una vez más y pretende mostrar al planeta la fórmula para fusionar el mundo real y el online.
Video-chats eróticos y webcams porno permiten, en cierta medida, interactuar con las intérpretes.

Ya desde hace años, el sector ha venido apostando por las experiencias en directo a través de cámaras Web. Son los llamados video-chats eróticos y webcams porno que permiten, en cierta medida, interactuar con las intérpretes, intentando acercar el porno a una práctica más real. Sin embargo, la tecnología que marcará un antes y un después en la manera de consumir los videos ‘X’ es la realidad virtual. Junto con los videojuegos, la pornografía se ha propuesto jugar un papel clave en la generalización de esta tecnología. “Ya sea dentro de cinco, diez o veinte años, alguien llegará con la combinación letal entre dispositivo y software para crear experiencias similares a las humanas”, asegura el experto en sexo y medios de comunicación Bryant Paul en la revista británica.

La startup española Virtual Porn 360 es un ejemplo de las muchas empresas que han empezado a llevar los videos para adultos a Oculus Rift, Samsung Gear VR y dispositivos similares. Los efectos sobre este nicho de mercado han sido diversos, incluso la revista londinense Complex publicó un video con las reacciones de diferentes personas al visionar contenidos ‘X’ en gafas de realidad virtual.
 

El siguiente paso consiste en avanzar hacia la interactividad. Hasta ahora se ha trabajado en la experiencia inmersiva del porno; no obstante, los videos se mantienen estáticos. En este sentido, hay un cierto interés dentro de la industria por los juguetes sexuales con control remoto y por aquellos que funcionan con dispositivos de realidad virtual como Oculus Rift. Así, Virtual Real Porn, otra empresa especializada en pornografía y realidad virtual, se ha asociado con la firma de juguetes sexuales de alta tecnología Lovense para sincronizar los consoladores con los videos.
Hay quienes piensan incluso que este es tan solo el inicio y que en unos cuantos años las posibilidades se multiplicarán, ofreciendo también la posibilidad de experimentar el sexo con robots. Sea como fuere parece que lo real y lo virtual está a punto de colisionar con una industria pornográfica abriendo caminos que más tarde muchos otros recorrerán. 
Fuente
http://www.clarin.com



music