Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

jueves, 13 de octubre de 2016

Estudian los efectos de los pensamientos positivos de los meditadores sobre otras personas


Los efectos de los pensamientos sobre la salud es algo ya reconocido por la ciencia. (AGS Andrew/iStock)

Las personas que hablaban sobre que los pensamientos influyen en la salud, fueron alguna vez ridiculizadas. Sin embargo, el efecto placebo ayudó a cambiar eso. Ahora se acepta comúnmente que tal conexión y tal impacto existen.

Cuando Guglielmo Marconi desarrolló la comunicación de radio a larga distancia a comienzos del siglo 20, tuvo que hacer un gran esfuerzo para probar que funcionaba. Cuando dijo que podía transmitir su voz a muchos kilómetros, a través del aire, la gente pensó que estaba mintiendo. Cuando lo demostró, incluso lo acusaron de engaño, de ocultar los cables.


Estos son dos ejemplos sobre avances en la ciencia, inicialmente vistos como delirantes, que Jason Yotopoulos mencionó al establecer los antecedentes para un estudio que el Instituto Merraki está ayudando a patrocinar.

El estudio combina el poder de la mente para influir en la salud y la comunicación a distancia: meditadores experimentados están emitiendo intenciones positivas a la gente desde la distancia y los impactos sobre las personas están siendo observados, medidos y estudiados.

El profesor emérito de Standford, William Tiller ha pasado décadas investigando la intención. Trabaja con la psicoterapeuta Gabriele Hilberg y el Dr. Paul Mills, profesor de medicina del comportamiento en la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, para llevar a cabo el estudio actual.


El estudio es también apoyado por Body Mind Me, una nueva compañía de bienestar digital co-fundada por el famoso autor, médico y defensor de la medicina alternativa, Deepak Chopra. Yotopoulos es un ex capitalista de riesgo, que fundó el Instituto Merraki cuando se dio cuenta de la importancia de los estudios de la conciencia y decidió ayudar a los investigadores en este campo.

En el transcurso de 18 meses, los meditadores se centrarán en intenciones positivas para los participantes del estudio repartidos por todo el mundo. La otra mitad controlada de los participantes no será objeto de ninguna intención durante los primeros seis meses. Esto asegurará que no será el efecto placebo el que trabaja. Basados en experimentos anteriores sobre la intención, se espera que los efectos incluyan cambios positivos en el bienestar general entre los participantes.

Chopra escribió en una invitación para reunir a los participantes: “No se requiere ningún esfuerzo de su parte. Aunque el mecanismo de este efecto de energía sutil aún no se entiende completamente, parece ser fundamentalmente un proceso energético de resonancia no local, que puede catalizar cambios en múltiples niveles de su ser”.


Las energías sutiles son definidas por Tiller como “todas aquellas [energías] más allá de aquellos activos mediante las cuatro fuerzas fundamentales de la física ortodoxa de hoy”. Hilberg explicó que las tradiciones orientales han hablado mucho sobre el qi o prana, y esto también se puede considerar “energía sutil”.

Pero la física Tilleriana ha traído estos conceptos a los tiempos modernos y los ha puesto en términos modernos.
Física Tilleriana

Los experimentos de Tiller han demostrado que la intención humana puede causar que las larvas de moscas de frutas crezcan un 30 por ciento más rápido; puede cambiar el nivel de pH del agua por un punto.

Yotopoulos subrayó la importancia del experimento: “Si cambiamos el pH de la sangre en nuestro cuerpo por un punto, morimos”.

Tiller ha teorizado que un resto, o un tipo nuevo de partícula el cual él llama un Deltron, puede existir en el espacio entre las moléculas y los átomos. No podemos ver deltrones con nuestros dispositivos de medición convencionales, ya que son activados por la intención humana y luego tienen un impacto en las cosas que podemos medir (como los niveles de pH).


Una mujer hace mediación, el quinto ejercicio de la práctica espiritual Falun Gong. (Jeff Nenarella/La Gran Época)
Como una plegaria

Varios estudios realizados en las últimas décadas también han encontrado que la oración por la salud de alguien también puede ayudar a mejorar la salud de la persona. Por ejemplo, Leanne Roberts del Hertford College de la Universidad de Oxford, llevó a cabo un meta-análisis publicado en 2007, titulado “La oración de intercesión para el alivio de la enfermedad”.

Roberts encontró resultados significativos: las probabilidades de que la mejora se debió a la oración y no de casualidad fueron mayores de 100.000 a uno. Ella llegó a la conclusión: “La evidencia presentada hasta ahora es lo suficientemente interesante como para llevar a cabo un estudio mayor”.

Hilberg describe la intención enviada a cabo en el estudio actual como “oración sin denominación ni tecnología amplificada”. La tecnología entra en juego con el uso de un denominado” dispositivo host de intención”. Se trata de una máquina que Tiller dice que puede ser impresa con la intención humana, y luego puede transmitir esa intención en cualquier momento.
Dispositivo host de intención, experimentos anteriores

Se trata de un dispositivo basado en cristalino electromecánico. En el reporte de la página web de Tiller, explica: “Es importante tener en cuenta que el circuito eléctrico específico… no está conectado apropiadamente para operar eficientemente en nuestra realidad física normal, el espacio-tiempo. Sin embargo, funciona muy bien para fines de energía sutil en los dominios de la naturaleza más allá del espacio-tiempo”.

Tiller había utilizado dispositivos similares para fines más convencionales en su estudio de los lásers. Él decidió irse por las ramas y tratar de usar éstos para almacenar la intención en sus experimentos de cambios de niveles en el pH.

Encontró que el dispositivo, cuando era impregnando con la intención, tuvo el mismo efecto que una persona dirigiendo la intención. Otros dispositivos que él trató no mostraron los mismos resultados. Él todavía no sabe exactamente cómo funciona, pero dice que sus resultados han demostrado que tiene un efecto.

Otros utilizaron el dispositivo para llevar a cabo experimentos sobre la intención. Entre ellos se encuentra el Dr. Dean Radin, jefe científico del Instituto de Ciencias Noetic.

Radin llevó a cabo un experimento doblemente ciego, aleatorizado, controlado con placebo para investigar “si el chocolate que se expone a ‘buenas intenciones’ mejoraría el estado de ánimo más que un chocolate no expuesto.”

Sus hallazgos fueron publicados en 2007 en un estudio titulado “Efectos de chocolate intencionalmente mejorado para el estado de ánimo“, en la revista Elsevier. Se encontró que el chocolate supuestamente impregnado de intención a través del dispositivo llevó a mejorar significativamente los estados de ánimo entre los participantes, en comparación con el chocolate que no fue impreso con la intención.

Cynthia Reed y Norm Shealy, M. D., Ph.D., probaron el dispositivo en personas con ansiedad y depresión, publicando sus resultados en la revista Subtle Energies and Energy Medicine. Se encontró una reducción significativa en ambas condiciones.

Tiller también probó su dispositivo en niños autistas. Los hallazgos se detallan en los reportes en su página web; encontró que las probabilidades que la mejora de los niños se deban al azar en vez de la intención fueron 1 de 10.000.

Hilberg ayudó a realizar un estudio en 2014 con el dispositivo que proporciona una buena base para su trabajo en el estudio actual. El estudio del 2014 fue un estudio piloto sin un grupo de control formal y no siguió todos los protocolos base. Sin embargo, los datos preliminares indican resultados estadísticamente significativos. Y para ella, los muchos testimonios fueron importantes.

“Soy médica, yo estoy aquí para ayudar a la gente”, dijo. Cualquiera sea el mecanismo detrás de él, a pesar de que las pruebas sean herméticas o no, si participar en experimentos de intención ayuda a las personas y reportan cambios positivos en sus vidas, es lo que es importante para ella.

Su estudio se centró en ayudar a los participantes a aumentar la auto-compasión, la cual Hilberg siente que es la raíz de muchos problemas que enfrentan las personas.

Uno de los testimonios dice: “No me llegó un correo electrónico avisando que el estudio ya había comenzado, pero la semana pasada me desperté con pensamientos intensos ‘Nadie puede criticarme, nadie me puede hace sentir mal’. Eso fue una epifanía, y yo no suelo tenerlas a menudo. También tuve la idea de que estoy bien sin una relación amorosa; no me siento tan necesitado y desesperado”.

Otro decía: “He estado terminando mis cosas. Mi auto sabotaje ha disminuido enormemente. Paso mi día siendo más organizado. … No es como solía ser en absoluto”.

El presente estudio tiene cerca de 200 participantes, y los investigadores están buscando reclutar otros 100 o más en los próximos meses. Ellos utilizan un enfoque innovador de cooperación colectiva, teniendo a los participantes ayudando a financiar el estudio. Ellos pagan US$ 33 por mes por los beneficios potenciales de las intenciones positivas y para ayudar a la ciencia con los avances de la intención.

El estudio fue autorizado por una Junta de Revisión Institucional, un tipo de comité que aprueba, supervisa y revisa la investigación biomédica y de comportamiento en Estados Unidos.

Cualquier persona interesada en participar puede encontrar más información en www.ConsciousnessFieldProject.org.

Fuente

http://www.lagranepoca.com

music