Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

martes, 15 de noviembre de 2016

8 medicamentos que no debes mezclar con el alcohol

Copa de vino llena de medicamentos - Interacción entre medicamentos y el alcohol
Infórmate sobre cuáles medicamentos recetados y de venta libre no mezclan bien con las bebidas alcohólicas. — Istock

Incluso una inocente copita de vino o una cerveza pueden ser peligrosas si se toman con ciertos medicamentos recetados —y hasta algunos de venta libre—.



In English | Una bebida alcohólica de vez en cuando podría ser justo lo que el doctor recetó —a no ser que estés tomando ciertos medicamentos—. Beberte una copa cuando estás tomando estos medicamentos puede producir efectos secundarios peligrosos; y el riesgo aumenta mientras envejeces. No tan solo el cuerpo elimina los medicamentos más lentamente, sino que el número de medicamentos que tomas suele incrementar.
Medicamentos recetados
1. Analgésicos, sedantes y pastillas para dormir
Tales como: Demerol, Percocet, Vicodin (para el dolor); Valium, Ativan, Klonopin (para la ansiedad y epilepsia); Ambien, Lunesta, Prosom (para dormir)
Posibles reacciones con el alcohol: somnolencia, respiración lenta o dificultosa, discapacidad motriz, comportamiento inusual y problemas con la memoria, según el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA, Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo). En raras ocasiones las interacciones pueden causar daños graves o hasta la muerte. El Dr. Lewis Nelson, profesor de medicina de emergencia en la facultad de medicina de NYU y el Langone Medical Center de NYU, destaca que existe una inquietud con los medicamentos de liberación prolongada sobre una reacción llamada "descarga de dosis", la cual implica que beber alcohol podría causar que la dosis entera para ese día se libere de una vez en tu sistema, aumentando los riesgos de efectos secundarios.
2. Medicamentos para la artritis
Tales como: Celebrex, Naprosyn, Voltaren
Posibles reacciones con el alcohol: úlceras, sangrado estomacal, daño del hígado. Debes evitar el alcohol si estás tomando Celebrex, en específico, ya que el medicamento de por sí trae consigo un riesgo más alto de efectos secundarios cardiovasculares, tales como ataques cardíacos y derrames cerebrales, y el riesgo aumenta con el alcohol.
3. Medicamentos para coágulos
Tales como: Coumadin
Posibles reacciones con el alcohol: beber alcohol de vez en cuando puede ocasionar una hemorragia interna; beber alcohol en exceso puede causar hemorragias o puede tener el efecto opuesto, resultando en coágulos, derrames cerebrales o ataques cardíacos, según el NIAAA. "El hígado crea proteínas que facilitan la coagulación de la sangre, razón por la cual hasta los bebedores 'sociales' deben tener cuidado cuando toman Coumadin", explica Amy Tiemeier, profesora adjunta de farmacia práctica en la St. Louis College of Pharmacy.
4. Antibióticos
Tales como: Zithromax (comúnmente llamados Z-Paks), Flagyl, Nizoral
Posibles reacciones con el alcohol: ritmo cardíaco acelerado, cambios bruscos en la presión arterial, dolor de estómago, vómitos, dolor de cabeza y daño del hígado (con Nizoral). A pesar de que un gran número de antibióticos no interactúan de manera peligrosa con el alcohol, algunos sí. El alcohol también puede empeorar síntomas comunes desagradables causados por los antibióticos (malestar estomacal, mareos, entre otros), al igual que reducir tu energía, lo que hace que tardes más en recuperarte de tu enfermedad, dice la Mayo Clinic.
Fuente

music