Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

sábado, 25 de febrero de 2017

Parravicini: Escalofriantes coincidencias proféticas sobre los últimos tiempos





El visionario Benjamin Solari Parravicini -nacido en Buenos Aires en 1898- asombra hoy a todo el mundo no solo por su arte sino por el legado de los dibujos proféticos que llamó psicografías premonitorias. (Wikimedia Commons)


"El átomo llegará a dominar el mundo, el mundo será atomizado y quedará ciego. Caerán tormentas ocasionadas por las incursiones del hombre en la atmósfera, nuevas enfermedades, trastoque de sexos, locura colectiva, dislate total. El mundo oscurecerá".


El desarrollo tecnológico ha avanzado tanto que el mundo de hoy habría sido muy difícil de imaginar en el primer tercio del siglo XX.

Sin embargo, el pintor y artista plástico argentino Benjamín Solari Parravicini (1898-1974) ha dejado mensajes sobre sus visiones apocalípticas del mundo futuro que resultan escalofriantes por su semejanza con la realidad actual.

Nacido en Buenos Aires, Benjamín Solari Parravicini es conocido en el mundo por una serie de dibujos proféticos que llamó pictografías premonitorias. Entre los años 1936 y 1972 las distribuyó entre sus amigos.

En la siguiente profecía del año 1934, Parravicini explica que una serie de fenómenos múltiples azotarán el mundo en que vivimos en una manera global:

“El átomo llegará a dominar el mundo, el mundo será atomizado yquedará ciego. Caerán tormentas ocasionadas por las incursionesdel hombre en la atmósfera, nuevas enfermedades, trastoque de sexos, locura colectiva, dislate total. El mundo oscurecerá”.





                                      


El dibujo de Parravicini profetiza que el átomo llegará a dominar el mundo. El mundo será atomizado y quedará ciego. Caerán tormentas ocasionadas por las incursiones del hombre en la atmósfera, nuevas enfermedades, trastoque de sexos, locura colectiva, dislate total. El mundo oscurecerá”


El uso de la energía atómica, desde su inicio ha cegado al hombre en su afán de poder y de crear armas de dominio. Como resultado, no solo hay armas atómicas sino más de 400 centrales nucleares instaladas alrededor del mundo que constituyen un verdadero y peligroso “mundo atomizado”.


La Organización Mundial de Energía Atómica (OIEA) explicó en un informe, emitido el lunes 20 de junio de 2011, ante una conferencia internacional extraordinaria, que se deben revisar con urgencia todas y cada una de las centrales nucleares para prevenir más desastres como los ocurridos en Fukushima y Chernóbil.


Para la comunidad internacional, el costo de estos desastres que se viven hoy, en número de vidas, calidad de vida, ambiente, calidad de los océanos y del aire, será difícil de pagar para las próximas generaciones.

La predicción del mundo atomizado y ciego puede corresponder perfectamente al momento actual, testigo de los desastres nucleares en Rusia y en Japón, como también de la fallas de reactores en Estados Unidos. 


La alteración de la atmósfera por el régimen chino


Actualmente, según el Banco Mundial, existe un consenso de un 97% de los especialistas sobre el efecto del cambio climático que se está manifestando hoy en el planeta, y sobre la responsabilidad del hombre a través de las emisiones de dióxido de carbono y la destrucción del medio ambiente. Grandes precipitaciones con los denominados “ríos atmosféricos”, tormentas, calores extremos, intensas nevadas y sequías son parte de la vida diaria de los últimos meses.

Este efecto en el clima, aunque puede entenderse como consecuencia de “las incursiones del hombre en la atmósfera”, en realidad es una consecuencia no intencional del desarrollo económico humano.


Sin embargo, el hombre de hoy, en efecto, está incurriendo en la atmósfera y generando tormentas. Es práctica común del régimen comunista chino esparcir agentes químicos en la atmósfera para producir lluvia artificial y también para despejar el cielo de nubes. Para ello estableció específicamente un Buró de Control del Clima.

Esta técnica para despejar el cielo fue utilizada oficialmente durante las Olimpiadas de Beijing en 2008, a pesar de las protestas de diversas ONG. En los años posteriores, el país sufrió grandes sequías y tormentas extremas.
El proyecto HAARP


Por otro lado, el proyecto HAARP de Estados Unidos es el proyecto más conocido y cuestionado que intenta manipular el comportamiento de la atmósfera. Trabaja tanto con químicos como con todo tipo de ondas de baja frecuencia.


Según el medio informativo y analítico Il Lugo Comune de Italia, el Parlamento ruso, la Duma, en 2002, emitió la siguiente declaración, firmada por 188 diputados:. “Bajo el programa HAARP, los EE.UU. están creando nuevas armas geofísicas integrales que pueden influir en los elementos naturales con las ondas de radio de alta frecuencia. La importancia de este cambio es comparable al cambio del arma blanca con armas de fuego o de armas convencionales a las nucleares “.


“Algunos científicos temen que la ionosfera puede colapsar en un desequilibrio eléctrico, para concluir la manipulación de algo que todavía no se entiende en absoluto, es un riesgo para toda la vida, no sólo humana, sino la vida de este planeta”, señala el análisis.


Preocupados al respecto, algunos parlamentarios italianos solicitaron investigar el efecto de los experimentos del proyecto HAARP y las estelas químicas en el cielo denominadas “Chemstrails”, en más de una docena de solicitudes desde el año 2003 hasta la fecha.
“Nuevas enfermedades, trastoque de sexos, locura colectiva, dislate total” según Parravicini


La frase de Benjamín Solari Parravicini es bastante explícita. En los últimos años, la comunidad médica se está enfrentando a nuevas enfermedades para las cuales no tiene cura, como la gripe porcina y aviar, además del SIDA y tantas otras. La homosexualidad y el trastoque de sexos ya son moneda corriente en la sociedad. Lo que históricamente se consideraba como una enfermedad o desviación, se ha legitimado en la época actual. “Locura colectiva, dislate total”, calificó por adelantado el artista argentino.


Benjamín Solari Parravicini cierra esta profecía advirtiendo que “el mundo se oscurecerá”. La polución en el cielo, la oscuridad en el arte moderno y la moda… El destino de estas profecías, aunque son bastante explícitas, ha sido dejado a la deriva por las interpretaciones subjetivas. Pero es difícil negar que son demasiadas las coincidencias. Vale la pena reflexionar

Fuente

http://www.lagranepoca.com

music