Google+ Followers

Seguidores

Translate

PRINCIPAL

NOTA INFORMATIVA

Quizás también le interese:

Solo puedes acceder,abrir enlace ,en una pestaña nueva sobre el icono.
disculpen las molestias.
Webmaster.

martes, 11 de julio de 2017

Herencia y cáncer


Nadie está exento de padecer cáncer, tenga herencia genética o no

Existe la creencia de que la enfermedad del cáncer es hereditaria. De ahí que muchos quienes tienen antecedentes familiares piensen que están condenados a desarrollarla y que quienes  no los tienen, crean estar a salvo de ella.
Ambos pensamientos están equivocados.
Es incuestionable el hecho de que el cáncer tiene una alta incidencia; sin embargo, en la mayoría de los casos  la herencia no juega papel alguno.
Sólo entre el 5 al 10% de todos los cánceres que se diagnostican anualmente en el mundo tienen un componente hereditario.

Mutaciones genéticas no todas son heredadas

Ciertamente el cáncer surge a partir de mutaciones genéticas, pero la mayoría de las veces estas mutaciones no fueron heredadas, sino producidas  a lo largo de la vida (a través de muy distintos mecanismos, como puede ser la exposición continua y prolongada a ciertas substancias como el tabaco, por ejemplo).
Además, en los casos en que una persona haya heredado una de las mutaciones genéticas relacionadas con algún tipo de cáncer no significa en absoluto que desarrollará la enfermedad, sino que la probabilidad es mayor que el de la población en general.
Usualmente, se recomienda llevar a cabo estudios genéticos para conocer si se es portador  de una mutación genética relacionada con algún tipo de cáncer cuando, se tiene al menos dos familiares del mismo lado (padre o madre) que hayan sido diagnosticados con el mismo tipo de cáncer o cánceres relacionados con un mismo error genético y cuyo diagnóstico se haya dado  a una edad temprana (menores de 50 años).

¿Qué puedes hacer para prevenir el cáncer?

Nadie está exento a padecer cáncer. Por ello, adoptar un estilo de vida saludable puede disminuir las probabilidades de enfermar  o  de retrasar su aparición. Una vida saludable significa adoptar una dieta balanceada, una rutina de ejercicio adecuada, no fumar; en caso de consumir alcohol, hacerlo con moderación; cuidarse de la exposición a la radiación solar, conocer su  cuerpo y acudir al médico regularmente, de acuerdo a la edad y el sexo.
Para quienes sospechen de un factor hereditario que los predisponga al cáncer (de acuerdo a lo expuesto con anterioridad), lo conducente será hablarlo con su médico y entre ambos decidir la pertinencia o no de realizar estudios genéticos.
Intervenciones radicales como el caso de Angelina Jolie solamente se entienden cuando el riesgo  de desarrollar determinados tipos de cáncer las justifican y esto solo puede ser determinado con estudios exhaustivos y de la mano de profesionales expertos.
Conclusión: la aseveración “El cáncer es hereditario” es MITO. La realidad, es que únicamente un porcentaje pequeño (entre el 5 y 10%) está relacionado con la herencia.
FUENTES:
Cancer Research UK
Memorial Sloan Kettering Center
American Cancer Society
National Cancer Institute




music